Su contacto local en

Esperamos su consulta

Datos personales

Por favor, complete los campos obligatorios

Por favor, complete los campos obligatorios

Por favor, complete los campos obligatorios

Introduzca una dirección de correo electrónico válida

Por favor, complete los campos obligatorios

Por favor, complete los campos obligatorios

Por favor, complete los campos obligatorios

¿En qué tema podemos ayudarle?

Por favor, complete los campos obligatorios

/ 350 Caracteres

Tenga en cuenta la longitud máxima de los caracteres

* Por favor, complete los campos obligatorios

Por favor, acepte nuestra protección de datos

Lamentablemente, su solicitud no pudo ser enviada debido a un error del sistema. Por favor, inténtelo más tarde.

Cargando
Lo sentimos, no se han encontrado resultados.
Todos los resultados de la búsqueda

La huella de carbono: una oportunidad para la industria del plástico


15/06/22

El aumento de precios de la energía y las materias primas sitúa a las empresas procesadoras de plástico ante nuevos desafíos. "Reducir la huella de CO2 aún más rápido da margen a las empresas. La competitividad y la resiliencia se fortalecen", subraya el Dr. Gerhard Dimmler, CTO del grupo ENGEL en unas declaraciones previas a la feria K 2022. "En el moldeo por inyección, ENGEL es un precursor de las soluciones que reducen la emisión de CO2. Este octubre, en Düsseldorf, lo demostraremos".

"ENGEL ofrece una amplia variedad de tecnologías y soluciones avanzadas y probadas en la práctica que contribuyen a reducir el consumo de energía y materias primas. Ahora lo pertinente es ampliar su ámbito de aplicación para, al mismo tiempo, reducir la huella de carbono y mejorar claramente la estructura de costos", afirma Dimmler. Desde el diseño, pasando por el muestreo y la producción, hasta el mantenimiento y el servicio postventa, ENGEL asiste a sus clientes durante todo el ciclo de vida del producto y más allá de él. Porque la reducción de la huella de carbono no es solamente un desafío técnico. Exige una estrecha colaboración a lo largo de toda la cadena de creación de valor, algo por lo que ENGEL trabaja activamente junto con otros agentes del mercado.

En este contexto, cada participante de la cadena de creación de valor desempeña un papel concreto. Como fabricante de máquinas de moldeo por inyección y proveedor de soluciones llave en mano, ENGEL asume la responsabilidad de tres ámbitos: la eficiencia global de la celda de moldeo por inyección, la digitalización de los procesos de moldeo por inyección y las tecnologías de procesamiento que contribuyen a la economía circular.

Eficiencia global: lo importante es regular la temperatura

El ahorro de recursos y energía siempre ha sido un aspecto esencial de la filosofía empresarial de ENGEL. Ya sean servo-hidráulicas, híbridas o totalmente eléctricas, las máquinas de moldeo por inyección de ENGEL están entre las más eficientes del mercado para su tamaño y clase de rendimiento. "Muchas empresas procesadoras piensan que, con utilizar una máquina de moldeo por inyección totalmente eléctrica, ya han agotado todas las posibilidades de ahorrar energía. Sin embargo, con una solución que regule de manera precisa la temperatura, pueden conseguir mucho más", aclara Dimmler. Hoy en día, en la fase de producción, aportar y disipar el calor consume a menudo más energía que los movimientos de la máquina de moldeo por inyección. Por eso, hace más de diez años que ENGEL trabaja intensamente en maneras de regular la temperatura de los moldes y ofrece para ello soluciones propias adaptadas a cada máquina específica. Las soluciones llave en mano de ENGEL combinan eficiencia energética con constancia térmica y con una altísima productividad, para lo cual regulan dinámicamente cada circuito individual y ajustan los controles de temperatura en función de la demanda. De este modo, el consumo de energía se puede reducir en una medida comparable al ahorro energético que hace algunos años se consiguió modernizando la tecnología de accionamiento.

Digitalizar para que la calidad de los productos sea siempre alta

iQ flow control es el nombre del sistema de asistencia que ENGEL ha desarrollado específicamente para optimizar los procesos de control de temperatura. En total, la familia de productos iQ incluye casi diez sistemas inteligentes de asistencia y, en la feria K 2022, ENGEL presentará otro más: el iQ hold control. La gama nació hace diez años con iQ weight control, que detecta automáticamente las variaciones en la materia prima y en las condiciones ambientales y ajusta, individualmente para cada ciclo, los parámetros de proceso que repercuten en la calidad.

La digitalización de los procesos de moldeo por inyección persigue, como meta fundamental, lograr una máquina de moldeo por inyección que se optimice a sí misma. Se trata de evitar el rechazo de piezas y de aumentar la eficiencia energética.

Un estudio realizado por Accenture en nombre de bitkom con empresas de Alemania, pronostica que, mediante la digitalización, las emisiones de CO2 actuales se pueden reducir hasta un 58%. En este sentido, la producción es la responsable de una gran proporción, del 23%.

Estirar, cubrir y ocultar: las claves de la economía circular

Aportando sus amplios conocimientos tecnológicos, ENGEL ayuda a sus clientes a procesar materiales reciclados. "El objetivo es que, al procesar residuos plásticos, se consuma menos energía que al fabricar material nuevo", subraya Dimmler. "Cuando eso sucede, el uso de material reciclado tiene un efecto positivo inmediato en la huella de carbono".

Estirar, cubrir y ocultar: mediante estas tres palabras clave, ENGEL describe tres planteamientos distintos que permiten utilizar material reciclado para una amplia variedad de aplicaciones. Estirar quiere decir mezclar material reciclado con material nuevo. Con ello, las empresas procesadoras de plástico se benefician de la maestría de ENGEL tanto en lo que respecta a la plastificación como a la digitalización. "Con el husillo adecuado, cada máquina de moldeo por inyección puede procesar material con cualquier porcentaje de contenido reciclado, hasta del 100%", afirma Dimmler. Además, los sistemas inteligentes de asistencia garantizan la posibilidad de fabricar productos de alta calidad aunque haya fuertes variaciones en la materia prima, que es lo que suele pasar al procesar residuos plásticos.

Cubrir consiste en aplicar sobre el material reciclado una película o capa decorativa mediante tecnología IMD, por ejemplo ENGEL foilmelt oder ENGEL clearmelt  o ENGEL clearmelt. Por último, ocultar consiste en integrar el material reciclado en el material nuevo mediante un procedimiento de sandwich, por ejemplo el que permiten llevar a cabo las tecnologías skinmelt y coinjection de ENGEL.

"Nuestro objetivo es sustituir el infrarreciclaje de materiales por el reciclaje o incluso el suprarreciclaje", explica Dimmler. "Eso es lo que impulsa nuestra evolución. Las tecnologías de ENGEL permiten utilizar material reciclado incluso para elaborar productos exigentes".

Transparencia informativa gracias a la interconexión

Otra estrategia para lograr el objetivo del suprarreciclaje (upcycling) es la colaboración estrecha entre empresas a lo largo de la cadena de creación de valor. Desde la creación de materia prima, pasando por su procesamiento, hasta su reciclaje y, aún más allá, su comercialización y consumo, los agentes del mercado se interconectan a través de plataformas horizontales que les permiten intercambiar información y datos. Así, por ejemplo, una marca de agua digital permite identificar, en los empaques, el material, el fabricante y el proceso de elaboración. Estos datos están a disposición de todos los participantes y usuarios de la plataforma horizontal. Eso permite clasificar los residuos de plástico de forma más específica, garantizando así un reciclaje de alta calidad.

La iniciativa R-Cycle, a la que ENGEL se ha sumado a principios de 2022, persigue exactamente este objetivo. Mediante pasaportes digitales para cada producto, R-Cycle sienta las bases de un proceso de reciclaje de alta calidad, para lo cual se recopila automáticamente información relevante desde la misma fase de fabricación. "Para implantar una economía circular de los materiales, se requiere transparencia informativa a lo largo de toda la cadena de creación de valor, es decir, una especie de circularidad de la información", subraya Dimmler. "Solamente cuando uno sabe lo que está procesando, puede garantizar la fabricación de un producto con las características deseadas".

La economía circular se basa en la interacción de todos los agentes del mercado. No obstante, para que la cadena de procesos funcione perfectamente, también es importante que cada paso de la misma sea rentable. "Sin economía no hay ecología", sentencia Gerhard Dimmler. "Es aquí donde se cierra el círculo de optimización del consumo energético, la huella de carbono y, por tanto, la estructura de costos. La industria del plástico debe actuar con rapidez y aprovechar las oportunidades que ofrecen las tecnologías innovadoras".

ENGEL en la feria K 2022: pabellón 15, stand C58

ENGEL Team

Empleado de ventas

Escríbanos

El equipo de ENGEL estará encantado de asesorarle con sus amplios conocimientos sobre el tema del moldeo por inyección.

El navegador que utiliza está desactualizado.

Internet Explorer ya no es compatible. Por favor, cambie a un navegador actualizado para poder utilizar el sitio web en su totalidad.